Preparación para cirugías en adultos"/> International Hip Dysplasia Institute

Preparación para cirugías en adultos

La gente considera, cuando son ellos bajo el bisturí, que no existe tal cosa como una “pequeña cirugía”. Ya sea una cirugía menor o una mayor, siempre es buena idea preparase por adelantado de acuerdo a las recomendaciones de su medico. Su doctor les explicara el protocolo común de evitar comer o beben nada después de la media noche, antes de la fecha programada para su cirugía.  Les dirán como preparar su piel y que necesitaran que alguien los acompañe antes y después de la cirugía, de ser posible. También les darán instrucciones especificas para que pueda hacer los preparativos necesarios y estar listos para la post-cirugía, el tiempo que requiera el uso de muletas o cualquier otro equipo de apoyo. Algunas veces su medico puede requerir que su doctor de cabecera les haga un chequeo completo, y en el caso de adultos mayores una revisión cardiaca. Esos preparativos son comunes, pero existen otras cosas que puedes realizar para ayudar, a que puedas recuperarte lo mas rápido posible.

Los preparativos que puedes realizar independientemente son: descontinuar el uso de productos de tabaco, control de peso, nutrición, ejercicio y manejo de estrés.  Estos hábitos, muchas veces no se regulan, pero son muy importantes para mejorar el resultado de su cirugía. Llegar a su peso saludable siempre es una buena idea, pero puede resultar complicado cuando solo cuentas con un par de semanas antes de la cirugía – la perdida rápida de peso deberá ser evitado.

Los pacientes que fuman tabaco deberán detener su uso. Dos semanas sin tabaco hace una diferencia enorme al reducir el riesgo de complicaciones de la cirugía y con suerte puede ser el primer paso para dejar de fumar permanentemente.

El manejo del estrés también puede reducir la necesidad de medicamentos para el dolor y ayuda a aliviar cualquier ansiedad escondida derivada de la cirugía.  Se ha demostrado que los masajes relajantes, terapia de música, respiraciones profundas y las imágenes guiadas,  pueden reducir el dolor post-cirugía y aceleran el tiempo de recuperación. Estos métodos de relajación también son métodos comprobados para reducir la presión arterial y mejor el sistema inmunológico.

Incrementar la condición física a través del ejercicio, antes de la cirugía, también es una  excelente forma para mejorar la recuperación. Incluso en ocasiones cuando se presenta dolor de cadera, existen actividades aeróbicas que pueden mejorar la salud del corazón, pulmones y acelerar el metabolismo. La natación, el entrenamiento con pesas de la parte superior del cuerpo, un ejercitador de brazos o inclusive una maquina elíptica, son una buena forma de ejercitarse y preparase para una cirugía.

Su medico puede guiarlos a escoger el mejor programa de ejercicio si presenta con algún tipo de limitante físico. Varios estudios médicos demuestran que una rutina de ejercicio moderada, varias semanas antes de cualquier cirugía, puede reducir el dolor, acelerar la recuperación e inclusive reducir importantemente la mortalidad. Con tan solo una hora de ejercicio moderado, tres veces por semana, se puede reducir importantemente las complicaciones.

Una dieta saludable, antes de cualquier cirugía, es esencial. La dieta optima puede incluir siete porciones diarias de frutas y verduras, tres porciones de granos enteros o nueces y tres porciones de proteínas adecuadas. Las proteínas correctas son especialmente importantes, antes y después de la cirugía, para que las heridas puedan sanar rápidamente. Los suplementos nutricionales no se han comprobado que ayuden a la recuperación de pacientes con una alimentación saludable, pero la mayor parte de las personas de Latinoamérica, no tienen una dieta saludable o balanceada. Para la mayoría de las personas, alguna suplementación, podría ayudar a conseguir mayor numero de nutrientes. Tomar vitamina C adicional, después de una cirugía, ayuda a mejorar la recuperación en los huesos y ligamentos, pero al mismo tiempo, demasiada vitamina C, antes de una cirugía podría diluir la sangre e incrementar el sangrado. Muchos extractos herbales también interfieren con la coagulación de sangre y deber de ser evitados antes de cualquier cirugía. Los niveles de Zinc disminuyen rápidamente después de una cirugía y los niveles muy bajos de Zinc, están asociados con un incremento en las complicaciones que podrían derivarse de una cirugía. La Vitamina K puede ayudar a mantener un nivel saludable de coagulación de sangre y apoya la salud del sistema óseo. La vitamina D también se ha demostrado que apoya a la recuperación después de una cirugía de los huesos, algún producto lácteo o suplemento de calcio ayuda enormemente a la recuperación en huesos, pero a la vez es importante no tomar demasiado calcio. Un complemento de 50mg, generalmente es suficiente después de una cirugía. Si se presenta un sangrado importante, el uso de suplementos de hierro, por un periodo corto de tiempo, generalmente son recomendados. No es dañino tomar algún multivitamínico y aceites Omega – 3 después de una cirugía, pero es importante recordar que los suplementos alimenticios no son un substituto para una dieta saludable.

« Back
  • Social Media Links

  • SubNav Menu

  • Wrist Bands Block

    Felletos Sobre Displasia de Cadera
  • Latest News

    Latest News

    view all

    La displasia de cadera escondida es más común en...

    May 31

    Investigadores en la Universidad de Utah reportaron recientemente que ...

    Actualización de Displasia de Cadera en Adultos ...

    Jan 18

    Una revisión de conceptos actuales de Displasia de Cadera en Adultos,...

    ¿Necesita su hijo unos rayos-x subsecuentes?

    Aug 31

    Los padres y doctores muchas veces se preocupan de que no se haya “c...

  • Latest Stories