Displasia de Cadera en Adultos


La parte convexa se llama la cabeza femoral, la cual es la parte superior del fémur o hueso del muslo.
La cadera es la articulación del tipo esférica más grande del cuerpo. Se mantiene en su posición por ligamentos, tendones y la cápsula articular.

La parte cóncava de la articulación se denomina acetábulo, el cual es parte del hueso de la pelvis.

La cabeza femoral encaja en el acetábulo conformando la articulación de la cadera. Ambas partes deben de ser congruentes para que la cabeza femoral pueda rotar libremente dentro del acetábulo.

Tanto la cabeza femoral como el acetábulo están recubiertos por cartílago articular, una superficie muy suave y lisa, lo que facilita el deslizamiento durante la movilización.

El labrum, un tipo de cartílago, delimita el borde del acetábulo. El labrum funciona como un sello y con esto mantiene una fina capa de un fluido natural llamado líquido sinovial dentro de la articulación. El labrum también sirve de estabilizador de la articulación, en conjunto con los músculos, ligamentos, tendones y la cápsula articular.

Los doctores utilizan una serie de términos para la displasia de cadera dependiendo de la gravedad y del momento del diagnóstico. Entre ellos:

  • Displasia de cadera
  • Displasia evolutiva de cadera (DEC)
  • Dislocación de cadera
  • Dislocación evolutiva de cadera
  • Displasia acetabular
  • Luxación congénita de cadera (LCC)

Displasia de cadera significa que la cadera tiene una forma inadecuada, o que el acetábulo no está en la posición correcta para cubrir completamente y dar soporte a la cabeza femoral. Esto ocasiona un incremento en las fuerzas y un desgaste anormal del cartílago articular y del labrum.

El cartílago articular está conformado por moléculas atrapadas en una red de fibras llamadas colágeno. Cuando la red de fibras de colágeno se rompe, la superficie articular se desgasta más rápido.

Una articulación que está fuera de posición o que no tenga la forma adecuada se desgastará más rápido que una articulación normal. En ocasiones los doctores lo comparan con la superficie del neumático de un automóvil que no está balanceado. La superficie se desgasta más rápido en un neumático que no está balanceado o alineado. Sin embargo, antes de que ese neumático se desgaste completamente, puede ser rotado o re balanceado para aumentar su vida útil. Una vez se desgasta completamente, el neumático debe de ser sustituido.

Al igual que con el ejemplo del neumático, se pueden realizar algunos cambio para preservar la vida útil de la articulación de la cadera. Todavía no se conoce ninguna forma de hacer que se recupere el cartílago articular desgastado, aunque hay excelentes investigadores tratando de encontrar la solución a este problema. Los métodos actuales se basan en cambios en el estilo de vida y/o tratamiento quirúrgicos. Usar un bastón, bajar de peso o tomar medicamentos para el dolor puede ayudar temporalmente. Los tratamientos no quirúrgicos no proveen una solución duradera porque no modifican la forma de la articulación afectada. Por lo tanto, la enfermedad usualmente empeora con el tiempo dependiendo de la gravedad de la displasia.

Al igual que con el ejemplo del neumático, se pueden realizar algunos cambio para preservar la vida útil de la articulación de la cadera. Todavía no se conoce ninguna forma de hacer que se recupere el cartílago articular desgastado, aunque hay excelentes investigadores tratando de encontrar la solución a este problema. Los métodos actuales se basan en cambios en el estilo de vida y/o tratamiento quirúrgicos. Usar un bastón, bajar de peso o tomar medicamentos para el dolor puede ayudar temporalmente. Los tratamientos no quirúrgicos no proveen una solución duradera porque no modifican la forma de la articulación afectada. Por lo tanto, la enfermedad usualmente empeora con el tiempo dependiendo de la gravedad de la displasia.


Siga los signos y síntomas de adultos »